1982 – 2012: El día que la bomba atómica no explotó en Córdoba o Buenos Aires.


El día que la bomba atómica no explotó en Buenos Aires.

By 

Durante la Batalla de Malvinas que en 1982 se disputó entre Argentina e Inglaterra, intentando recuperar la potencia imperial invasora por bastarda excelencia, ante la previa recuperación transitoria para nuestro país de la soberanía en el 50 % de nuestro territorio insular, la parte del Mar epicontinental Argentino y sus riquezas ictícolas, geoestratégicas y energéticas, cercenada por los piratas y sus súbditos descendientes desde 1833.

La potencia imperial, cuyos integrantes dicen estar convencidos de las bondades de la libertad y la justicia, insistieron en apropiarse nuevamente de territorios ajenos y sus riquezas naturales avasallando una soberanía que no les corresponde.

Argentina recuperó transitoriamente las islas, sin producir bajas entre los isleños, tras 150 años de infructuosas negociaciones unilaterales, donde se intentaba hablar con una pared como en una comedia de sordos, haciendo lo que se debió hacer pero definitivamente en 1833 cuando las islas fueron ocupadas por la fuerza por la potencia invasora, que ya antes nos había invadido a sangre y fuego en 1806 y 1807 en el territorio continental, de donde fue desplazada por la población que no quería otro yugo sino liberarse del que la ahorcaba.

Igual influyó por siglo y medio hasta ahora, tanto por su posterior actitud desangrante en la demora del desarrollo argentino avasallando nuestra economía en su beneficio, desde entonces, usando armas como la corrupción (entre otras cosas la deuda externa) y las influencias (nefastas) diplomáticas para apropiarse de nuestros bienes, esfuerzos, recursos, comercio bilateral, recursos naturales, energía, intereses de deuda externa espuria, alimento por años (1939-1945) que nunca pagó para los habitantes piratescos de su lejano país empobrecido por la guerra  y otros atropellos ventajas conseguidos por imposición, diplomacia o súplica en nuestro país, para ellos de tan vasto territorio y con población que considera de inferiores.

Esto mismo sigue sucediendo, ahora menguado por la capacidad de informarse mejor de algunos argentinos que no los quieren y las fuertes resitencias opuestas por otros, negándose a subordinarse a sus imposiciones comerciales avasallantes, a veces vejatorias y otras expropiatorias.

El hecho es que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como la ciudad de Córdoba, habrían estado en la mira de los misiles con bombas atómicas, transportados por unos pocos submarinos nucleares ingleses que pululaban impunemente por las costas argentinas intentando anular con su presencia el apoyo que daba nuestra gloriosa flota en la batalla, que siendo en comparación de tecnologías tan primitiva ni siquiera podía defenderse de ellos con las maneras conocidas de evasión, porque ni los podía detectar.

Algunos bonaerenses poco lúcidos seguramente están contentos sintiéndose a salvo o pensando que este gil que firma piensa que iban a bombardear Buenos Aires, cuando en realidad en sus planes estaba bombardear Córdoba.

Con su presencia o solapada amenaza pretenden imponer condiciones y miedos, mostrando con el cobarde hundimiento sin aviso del Crucero General Belgrano que hasta estaba alejándose y fuera de la zona declarada unilateralmente por ellos como de exclusión, con la matanza innecesaria de cientos de hombres allí embarcados, que no estaban precavidos ni defendiéndose ni atacando nada. Se demuestra una vez más que esos inlgleses son capaces de cualquier cosa, inclusive bombardear ciudades, matar gente desarmada e inocente con tal de servirse de ello para perpetrar sus más crueles tropelías avasalladoras. Otras matanzas perpetradas a lo largo de la historia en otras latitudes corroboran su cruel determinación que sólo se para por la fuerza de voluntades opuestas con inteligencia, fuerza superior y mayor determinación.

Esto es válido hasta en su propio territorio, donde se impusieron mediante cobardes matanzas e inenarrables traiciones arteras, a los países lindantes dejándolos bajo el eje de potencia colonial unida por la imposición de la fuerza, sin importar las matanzas de personas de sus propios territorios que para ello tuvieran que cometer.

La firma del tratado de no proliferación nuclear, o la disposición de América Latina de ZONA DE PAZ, y ZONA DESNUCLEARIZADA son excelentes noticias mientras no vengan potencias extranjeras a imponer sus condiciones imperiales por la fuerza de la amenaza de usar su potencial militar nuclearizado.

Argentina tiene ciudadanos y elementos valiosísimos a preservar como para carecer de paraguas protector capaz de proyectar sus capacidades en represalia hasta donde haga falta para poder decir no cuando sea necesario defender su integridad territorial o unidad nacional hasta hoy tan vulnerables.

Reunir en igualdad a los 40.000.000 argentinos que somos, en una misma nación, no es sencillo cuando falta incorporar el 60 % de las personas que habitan nuestro vasto territorio con tan escasa población, porque están siendo esquilmados mediante diversos saqueos de nuestro territorio, quedando bajo la línea de vulnerabilidad social que impone estar dependiendo de planes sociales, dádivas o subsidios, en lugar de tener un trabajo apropiado como para poder proyectar, ganando lo necesario para desarrollar mejor el país y no limitarse a la mera subsistencia, es el objetivo necesario, la propuesta imprescindible que como país aun nos falta realizar.

Por Pablo Padrón, para Filatina.

http://filatina.wordpress.com/2010/10/08/el-dia-que-la-bomba-atomica-no-exploto-en-buenos-aires/

Anuncios

Acerca de Asociación Civil Paracaidistas de Malvinas de Misiones

Presidente de Asociacion Civil Paracaidistas de Malvinas Misiones Ex Soldado Paracaidista clase 63 - RIAerot 14 - CA Comando - F.T. Centella
Esta entrada fue publicada en Noticias, EX Soldados, Conscriptos, Bajo Bandera, Convocados, Movilizados, gesta Malvinas, Malvinas, Continente, Judiciales, política, soldados, 1982, 2 de abril, 14 de junio, paracaidistas, Veterano, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 1982 – 2012: El día que la bomba atómica no explotó en Córdoba o Buenos Aires.

  1. Walter Ferrari dijo:

    hola camaradas les mando unsaludo desde moron con un calor de verano les mando una inquietud que tengo que no veo ningun a informacion reciente espero que este todo bien para ustedes y a no bajar los brazos yo por mi parte sigo discutiendo por aca con los rambos de los toas y reconocidos espero que algun dia nos podamos entender todosyasi presionar a estos desmalvinizadores que se nos siguen riendo en la cara hasta siemopre un abrazo

    Date: Tue, 24 Sep 2013 23:25:10 +0000 To: walterferrari63@hotmail.com.ar

Los comentarios están cerrados.