Revelan plan de la dictadura para ocultar crímenes contra la propia tropa en Malvinas


El material fue encontrado durante la desclasificación de archivos relativos al conflicto con el Reino Unido que ordenó la presidenta. El entonces comandante en jefe del Ejército, Cristino Nicolaides, ordenó los lineamientos para ocultar las torturas que los oficiales aplicaron sobre los conscriptos. Dispuso que los vejámenes sean considerados como simples faltas disciplinarias.

Estaqueos 1982

Un documento secreto, al que accedió Tiempo en exclusiva, revela el Plan de la dictadura para esconder los crímenes que la superioridad aplicó contra su propia tropa durante la guerra de Malvinas. Lo firmó el teniente general Cristino Nicolaides, entonces comandante en jefe del Ejército e integrante de la cuarta Junta Militar, el 30 de diciembre de 1982, seis meses después de terminada la contienda bélica y con el informe que realizó la Comisión de Evaluación del Conflicto del Atlántico Sur –donde constaban las torturas– en la mano. El material fue encontrado durante la desclasificación de archivos relativos al conflicto con el Reino Unido que ordenó la presidenta Cristina Fernández, el 2 de abril pasado. No fue la única perlita descubierta. También se hallaron nuevos casos y pruebas que los ex combatientes presentarán en los tribunales federales de Tierra del Fuego en los próximos días.

Soldados estaqueados en el sur

La orden
Nicolaides dejó asentados los lineamientos para ocultar las torturas que los oficiales y suboficiales aplicaron a los conscriptos en un escrito que dirigió al Comandante del V Cuerpo del Ejército “Teniente General Julio Argentino Roca” en los últimos días de 1982. A la hora de impulsar una investigación interna en aquel comando ordenó que los vejámenes sean considerados como simples faltas disciplinarias. En los casos en que eso sea imposible por la gravedad del hecho dictaminó que se le informe la situación a él en persona para resolver el problema. Se trató de una orden que se impartió hacia las estructuras militares del Ejército que participaron del conflicto bélico: las unidades y brigadas del I Cuerpo; el III Cuerpo; y el V Cuerpo de Ejército que viajaron a las islas.
La orden de Nicolaides al comandante del V Cuerpo fue clara y contundente: “En los casos (…) en que se acreditare alguna infracción las respectivas resoluciones no excederán el ámbito disciplinario, dentro de pautas de mesura”, afirmó en el punto 2 de su escrito. “Cuando excepcionalmente, se apreciara que el hecho no se puede resolver en el ámbito disciplinario, deberá informarse tal circunstancia dándose debidamente razón de ello al Comandante en Jefe del Ejército, quien decidirá sobre el particular”, añadió.     
Atento al escándalo que podría producir en la sociedad la difusión de las aberraciones que sufrieron los soldados –en un momento delicado para los genocidas que procuraban conservar el poder–, Nicolaides pidió la “adecuada reserva” del caso “de modo tal de evitar su conocimiento en el frente externo y preservar la tranquilidad del frente interno”. Para eso, destacó, “resulta de particular importancia la selección de las medidas probatorias que se arbitren”. En los documentos secretos los militares hicieron mucho énfasis en qué pruebas tener en cuenta para reconstruir los hechos.

Torturas a los colimbas
Las torturas que ordenó ocultar el jefe del Ejército son las mismas que la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió soslayar el 19 de febrero pasado al no darles carácter de delitos de lesa humanidad y dejar que prescribieran. Esta decisión derivó en que los ex combatientes presentaran el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por negación de justicia.

La onda expansiva 
Otro documento confidencial, fechado el 12 de enero del ’83, refleja que la orden de Nicolaides fue descendiendo por las diferentes estructuras castrenses que estuvieron en las islas. El titular del V Cuerpo del Ejército le remitió al Comandante de la IX Brigada de Infantería la orden de su superior y orientó el trabajo que debía hacer a la hora de impulsar las investigaciones internas sobre las torturas: “A fin de que se cumplimente lo ordenado por el Comandante en jefe del Ejército” resaltó la necesidad de “poseer a priori el medio probatorio que asegure arribar a un resultado concreto y esclarecedor del hecho”. Es decir, que se garantice la impunidad de los victimarios. Para eso insistió en la “moderación en la represión disciplinaria del hecho”. Para no dejar lugar a dudas, en el punto 3 de su escrito, Miguel Alfredo Mallea Gil, general de Brigada y Segundo Comandante del V Cuerpo de Ejército, pidió que “de resolverse la imposición de medidas disciplinarias, deberá previamente requerirse opinión al suscripto”. Resaltó “la clara orientación del punto 2” que dictaminó Nicolaides.
Los militares pretendieron ocultar los asesinatos, estaqueamientos, torturas y vejámenes que se ejecutaron en el archipiélago austral mientras el fuego enemigo acechaba. Muchos de esos delitos fueron denunciados penalmente por los ex combatientes en el 2007, en el juzgado federal de Río Grande. El caso creció hasta  convertirse en un expediente con más de 120 denuncias, 150 casos y 73 acusados. En febrero pasado, la Corte falló sobre una cuestión de forma en uno de los casos que le llegó y obturó toda la pesquisa. “La firma de Lorenzetti tiene la misma implicancia que la de Nicolaides”, afirmó Ernesto Alonso, presidente de la comisión nacional de ex combatientes, a Tiempo. Por eso, los ex soldados apelaron la decisión ante la CIDH con el apoyo de la presidenta.

Nueva prueba 
En los archivos desclasificados surgieron nuevos casos y pruebas que serán presentadas a fines de este mes o principios de setiembre en los tribunales federales de Tierra del Fuego. “Se encontraron nuevos casos de torturas. Muchos de los acusados aparecen denunciados nuevamente. Se sumaron casos de ‘muertes por accidente’; de hambruna”, explicó Alonso a este diario. Por caso, entre las aberraciones que ocurrieron en el V Cuerpo de Ejército se encontró la que padeció un soldado (cuya identidad se reservará) a quien en reiteradas oportunidades le ataron los pies y las manos a la espalda y lo colocaron de cara al suelo sobre la arena mojada, bajo un frío polar y en plena guerra, durante 8 horas por expresa decisión del teniente de su sección. Al mismo ex combatiente, un sargento del mismo regimiento le propinó una patada en los testículos, agresión por la que sufrió un derrame y debió ser operado. Ese era el trato que los militares de la dictadura les daban a sus soldados en medio de la guerra. El acopio de comida para beneficio personal en detrimento de su tropa es apenas una anécdota ante semejante maltrato.
Ante la avalancha de denuncias que realizaron los combatientes al regresar de las islas en las actas de recepción que debieron firmar en Campo de Mayo, el Ejército desarrolló  las mentadas normas de tramitación de las acusaciones. La gran mayoría debía concentrarse, tras la investigación correspondiente, en el Comando en Jefe de la fuerza cuya posición quedó más que clara en el escrito de Nicolaides.  Además, en la instrucción castrense no se citaba a declarar a las víctimas por expresa orden del jefe del Ejército, sólo se utilizaba la denuncia que habían hecho los soldados por escrito y firmado al pisar el continente. Ante este escenario, al ser citados, los victimarios negaban los cargos en su contra. Como no había una réplica, en muchas ocasiones el Ejército cerraba el “trámite administrativo” porque no podía “constatarse el hecho”. Eso fue lo que sucedió en el mentado caso del soldado que fue atado y pateado. Y en tantos otros. La nefasta orden de Nicolaides fue aplicada con disciplina militar. «

 

“Se hacía declarar a los soldados bajo presión”

 

“Cada vez hay más certezas de lo que denunciamos”, indicó Ernesto Alonso a Tiempo. “Hubo órdenes precisas de dejar la sanción de las torturas en una acción disciplinaria”, dijo. Y afirmó que “hubo instrucciones de la Inteligencia Militar anteriores a la rendición para desplegar una estrategia para la recepción de soldados”. Se trató de una forma de contención que creó la dictadura para administrar la información que podía perjudicarla. Los ex combatientes volvían desnutridos y dispuestos a contar  todas las torturas que sufrieron. “Por eso se creó el CARI (el centro Asistencial de Recuperación Integral), que se conformó en Campo de Mayo. Allí nos tomaban una declaración”, dijo Alonso. Y lo hacía personal de inteligencia. “Se hacía declarar a los soldados bajo presión y amenazas”, contó el presidente de la comisión nacional de ex combatientes. Aquellas denuncias que filtraba la inteligencia militar eran las mismas que el Comandante en Jefe del Ejército, Cristino Nicolaides, ordenó investigar lo menos posible. En caso de encontrar culpables, el jefe de la fuerza determinó que se los pene solo con sanciones disciplinarias. “Se armó todo para tratar de exculpar a los victimarios”, concluyó Alonso.

 

El caso de Silvio Katz

 

En los pocos casos que el Ejército halló culpable a un oficial o suboficial por torturas contra su propia tropa, la pena que ordenó no superó unos pocos días de arresto. Eso fue lo que sucedió con el teniente Flores Anodino que torturó al ex soldado Silvio Katz y a otros ex combatientes que también aparecen en los documentos desclasificados acusando al oficial. “A los que no eran judíos, Flores Ardoino les hacía poner sus manos y pies en agua congelada. A mí me metía hasta la cabeza. Y me orinaron estando estaqueado”, denunció quien integró el Regimiento 3 de La Tablada y tenía 19 años cuando lo enviaron a las islas. 
En declaraciones a este diario en abril pasado, Katz recordó su paso por la guarnición militar de Campo de Mayo donde fue retenido para mejorarles su imagen. “Me quisieron hacer firmar un papel a mi regreso de la guerra en el que debía decir que todo había estado bien. Me negué”, relató. “Me habían amenazado con que no iba a salir más de Campo de Mayo, adonde nos habían llevado para ponernos en forma. Yo estuve entre una semana y diez días. Había bajado 20 kilos por lo menos en Malvinas”, contó.
Su testimonio se incorporó en 2009 a la denuncia que iniciaron los ex combatientes en el 2007 y que la Corte obstaculizó en febrero pasado. “El Ejército que desapareció gente fue el mismo que fue a Malvinas”, sentenció. Y pidió justicia para que Flores Anodino sea juzgado: “Tiene la misma medalla y pensión que yo. No merece ser tratado de igual manera: fue a Malvinas a torturar y no a combatir”, dijo.

Nadie resiste un archivo1

MENSAJE DE SEGURIDAD SECRETO NRO 102.583 / 12049 / 29

PRECEDENCIA OPERATIVO INMEDIATO 01.30 HS.

DEL DIA 13 DE JUNIO DE 1982 .-

ORIGEN : COMANDO EN JEFE DEL EJERCITO DE BUENOS AIRES

PARA : CUEJERUN ( CDO. DEL 1ER. CUERPO DE EJERCITO )

CUEJERDOS ( CDO. DEL 2DO. CUERPO DE EJERCITO )

CUEJERTER ( CDO. DEL TERCER CUERPO DE EJERCITO )

CUEJERCUAR ( CDO. DEL 4TO. CPO DE EJE. )

SANTA ROSA–CUEJERCIN–B. BLANCA( CDO. DEL 5TO. CPO DE EJE.)

INFORMATIVO

PARA : BRICINCO ( CDO DE LA 5TA. BRIGADA DE INFANTERIA )- TUCUMAN BRIUNO ( CDO. DE LA 1RA. BRIGADA DE CABALLERIA BLINDADA PARANA – TANDIL / BRIDOS ( CDO. DE LA 2DA. BRIGADA DE CABALLERIA BLINDADA PARANA // BRITRES ( CDO. DE LA 3RA. BRIGADA DE INFANTERIA ) CURUZU CUATIA // BRICUAR ( CDO. DE LA 4TA. BRIGADA DE INFANTERIA AEROTRANSPORTADA ) CORDOBA // BRISEIS ( CDO. DE LA 6TA. BRIGADA DE INFANTERIA DE MONTAÑA ) NEUQUEN // BRISIETE ( CDO. DE LA 7MA. BRIGADA DE INFANTERIA ) CORRIENTES // BRIOCHO ( CDO. DE LA 8VA. BRIGADA DE INFANTERIA DE MONTAÑA ) MENDOZA // BRINUEVE ( CDO. DE LA 9NA. BRIGADA DE INFANTERIA ) COMODORO RIVADAVIA // BRIDIEZ ( CDO. DE LA 10MA. BRIGADA DE INFANTERIA MECANIZADA “TTE. GRAL. NICOLAS LAVALLE” ) LA PLATA // BRIONCE ( CDO. DE LA 10 RA. BRIGADA DE INFANTERIA ) RIO GALLEGOS // BRIDOCE ( CDO. DE LA 10 DA. BRIGADA DE INFANTERIA ) POSADAS ///////////////

TEXTO :

SUSCRIPTO COMUNICA A LA FUERZA QUE HA RESUELTO :

1 . CONTINUAR CON LAS TAREAS ASIGNADAS A LA COMISION DE EVALUACION DE HECHOS COCURRIDOS EN EL CONFLICTO DEL ATLANTICO SUR, INTEGRADA POR UN PRESIDENTE DE LA GERARQUIA DEL GRAL. DE DIVISION Y 5 GRALS. DE BRIGADA , CON LA MISION DE DETERMINAR SI LA CONDUCTA DEL PERSONAL QUE EL COMANDANTE EN JEFE PONGA A SU DISPOSICION ES ENCUADRABLE EN ALGUNA INFRACCION PENAL O DISCIPLINARIA O POR EL CONTRARIO SER OBJETO DE UN RECONOCIMIENTO HONORIFICO .-

TERMINO : SESENTA DIAS .-

2 . INTEGRAR UNA COMISION CON 5 OFICIALES SUPERIORES PARA EL ESTUDIO DE LAS EXPERIENCIAS SURGIDAS DEL RECIENTE CONFLICTO, PARA SU ADECUADA APLICACIÓN.

TERMINO : SESENTA Y CINCO DIAS .-

3 . REVISAR CON UNA COMISION ESPECIAL INTEGRADA POR OFICIALES SUPERIORES, EL CONTENIDO DEL RC-DOS-DOS REGLAMENTO DE CONDUCCION PARA LAS FUERZAS TERRESTRES ( PROYECTO ) , A EFECTOS DE SU EVALUACION FINAL A LA LUZ DE LAS EXPERIENCIAS SURGIDAS DEL CONFLICTO .

TERMINO : NOVENTA DIAS .-

4 : CONSTITUIR LA COMISION PARA LA ACTUALIZACION Y PERFECCIONAMIENTO DEL EJERCITO ( COMAPE ) , PARA EL ESTUDIO DEL OBJETIVO ORGANICO DE LA FUERZA, ORIENTADO A DISPONER DE UN EJERCITO MODERNO CON UN EFICIENTE SISTEMA EDUCATIVO Y CON LAS DOTACIONES QUE GARANTICEN SU EMPLEO EN LAS MEJORES CONDICIONES TECNICAS OPERACIONALES .

TERMINO : NOVENTA DIAS .-

5 : INTEGRAR CON PERSONAL DEL EJERCITO UNA COMISION FORMADA POR REPRESENTANTES DE DISTINTOS SECTORES DEL QUEHACER NACIONAL 8 EMPRESARIO, ASISTENTES SOCIALES, MIEMBROS DE LA IGLESIA, COMERCIANTES, ETC ) , PARA COMPLETAR Y COMPLEMENTAR LA ACCION OFICIAL YA IMPLEMENTADA, A FIN DE DAR SOLUCION ADECUADA A NECESIDADES DE CARÁCTER LABORAL , SOCIAL Y EDUCACIONAL DE LOS EXCOMBATIENTES DEL RECIENTE CONFLICTO. DICHAS TAREAS SE ENCUENTRAN EN PLENA EJECUCION .-

6 : ACTUALIZAR LOS OBJETIVOS PARTICULARES Y EXIGENCIAS DE EDUCACION TECNICA, PROFECIONAL Y FISICA, FIJADO POR LA DIRECTIVA DEL COMANDANTE EN JEFE DEL EJERCITO, NUMERO TRECIENTOS CINCO PARA LA INSTRUCCIÓN PRACTICA DE CUADROS, EN EL TERRENO Y EL INTENSIVO MANTENIMIENTO DEL MATERIAL. ESTA ACTIVIDAD SE INICIARA EN PLENITUD EN EL SEGUNDO SEMESTRE DEL CORRIENTE AÑO, DESPUES DE FINALIZADA LA LICENCIA INVERNAL .-

7 : ACTUALIZAR LOS ESTUDIOS RELATIVOS A LA SEGURIDAD ESTRATEGICA MILITAR, CONSIDERANDO EL EVENTUAL EMPLEO EN EL MARCO REGIONAL .-

8 : PRODUCIR LOS NOMBRAMIENTOS Y LOS PASES NECESERARIOS DEL PERSONAL, QUE POSIBILITEN LA RAPIDA NORMALIZACION DE LOS MANDOS DE LOS ELEMENTOS AFECTADOS POR LAS OPERACIONES.

TERMINO : QUINCE DIAS .-

9 : EFECTUAR UN URGENTE CONTROL DE PATRIMONIO DE LA FUERZA, PARA EVALUAR LA SITUACION EMERGENTE DEL CONFLICTO Y REEQUIPAR CON CARÁCTER PRIORITARIO LOS ELEMENTOS QUE PARTICIPARON EN LAS OPERACIONES. EN ESTA TAREA SE ENCUENTRA ABOCADA EN PLENITUD LA JEFATURA 1V-LOGISTICA DEL EMGE Y COMANDOS LOGISTICOS .-

10 : ESTUDIAR LOS APORTES MENSUALES Y OTROS GASTOS QUE GRAVAN LOS HABERES ( SASTRERIA MILITAR, IOSE, IVE, CIRCULO MILITAR, CIRCULO SUBOFICIALES, CUOTA CONTRIBUCION FONDO DE VIVIENDA, CUOTACONSERVACION, MANTENIMIENTO Y FUNCIONAMIENTO Y OTROS ) , EFECTOS DE DISMINUIR SU INCIDENCIA EN EL HABER MILITAR.

TERMINO : TREITA DIAS .-

11 : REINICIAR LOS CURSOS REGULARES EN LA ESG , ( EXCEPTO CSE ) , EST , EC ICIA , CORRESPONDIENTES AL AÑO MOLITAR 1982 , Y CON RESPECTO AL AÑO 1983 MANTENER EL SISTEMA VIGENTE DE CURSOS, SUSPENDIDO PROVISORIAMENTE PARA LA ESG EL EXAMEN DE INGRESO PUBLICADO OPORTUNAMENTE EN BRE.

TERMINO : QUINCE DIAS .-

12 . ACRECENTAR EN LOS HECHOS LA IMAGEN DE SENCILLEZ, PRACTICIDAD Y REALISMO QUE LAS ACTUALES CIRCINSTANCIAS EXIGEN Y QUE LA AUSTERIDAD EN LOS GASTOS CONTRIBUYA A MANIFESTAR .

13 : INFORMAR, QUE LOS RECURSOS DESTINADOS AL FONDO PATRIOTICO, ADMINISTRADOS POR EL GOBIERNO NACIONAL, ESTAN DESTINADOS EXCLUSIVAMENTE A ATENER NECESIDADES MILITARES EMETGENTES DE LAS OPERACIONES EN LAS ISLAS MALVINAS .-

14 : EXIGIR QUE TODOS LOS NIVELES DE COMANDO RESPONSABLES EJERZAN ESTRICTO CONTROL Y REPRIMAN SEVERAMENTE, CUANDO CORRESPONDAN, COMENTARIOS O DECLARACIONES QUE TIENDAN A CREAR UN ESTADO DE INQUIETUD O DESCONFIANZA EN LOS DISTINTOS NIVELES DE CONDUCCION DE LA FUERZA, ASI COMO CON RESPECTO A LAS OTRAS FUERZAS ARMADAS .-

15 : EXHORTAR A TODO EL PERSONAL DEL EJERCITO SOBRE LA BASE DE ESTAS PRIMERAS MEDIDAS, A EJERCER EL MANDO CON LA MAYOR EFICIENCIA PARA FORTALECER RAPIDAMENTE LA DISCIPLINA Y LA COHECCION, PRESUPUESTOS BASICOS INDISPENSABLES PARA CON EL DESTINO HISTORICO DE LA INSTITUCION. LA PRESENTE RESOLUCION SERA LEIDA Y COMENTADA EN REUNION ESPECIAL DEL PERSONAL DE CUADROS ANTES DEL 14 DE JULIO DE 1982 Y DENTRO DE LAS 24 HS. DE TERMINADO EL PRIMER TURNO DE LA LICENCIA INVERNA, AL PERSONAL QUE HIZO USO DEL MISMO PUNTO SU CONTENIDO NO DEBERA TRACENDER A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL .-

REC. EN CC FIJ CDO CPO II EL DIA 13 DE JULIO DE 1982 A LAS 03.00 HS.

FIN MMC

Fuente: http://tiempo.infonews.com/nota/182969

Fotografías y Anexos: Asociación Civil Paracaidistas de Malvinas y Otras Armas de Misiones

Anuncios

Acerca de stucka82

Presidente de Asociacion Civil Paracaidistas de Malvinas Misiones Ex Soldado Paracaidista clase 63 - RIAerot 14 - CA Comando - F.T. Centella
Esta entrada fue publicada en Noticias, EX Soldados, Conscriptos, Bajo Bandera, Convocados, Movilizados, gesta Malvinas, Malvinas, Continente, Judiciales, política, soldados, 1982, 2 de abril, 14 de junio, paracaidistas, Veterano. Guarda el enlace permanente.